El chocolate en España


Como tantos otros elementos de la gastronomía mexicana, el consumo de chocolate en México tiene tanto que ver con las tradiciones heredadas de nuestras raíces prehispánicas como con el legado culinario de España.

El encuentro de dos mundos trae consigo el descubrimiento de nuevos alimentos para ambas partes, pero estos alimentos siempre sufren un proceso de comprensión y adaptación a la nueva cultura. A pesar de las dificultades culturales a las que se enfrentó el cacao en un inicio, por su exótico sabor, pocos alimentos han tenido tal aceptación y demanda a nivel mundial como el chocolate.

Cuando los españoles conocieron el cacao, se encontraron con una bebida mesoamericana amarga y picante y tuvieron que buscar la manera para encontrarle un sabor agradable a su paladar, lo cual no fue sencillo para los primeros conquistadores. Hay algunas evidencias que indican que fueron los monjes quienes encontraron la receta adecuada del chocolate para el gusto europeo, dulcificándolo y sirviéndolo caliente, pero este proceso de adaptación tardó varios años.

La primera prueba documental del cacao en España fue hacia 1544 y desde ese momento, el chocolate se popularizó en España como bebida para las élites. Una frase de los benedictinos de aquella época era: “No bebía del cacao, nadie que no fuese fraile, señor o valiente soldado”.

La bebida se hizo tan popular entre las mujeres de la nobleza, que la tomaban varias veces al día y hasta la consumían en la iglesia, hasta el grado de que los obispos prohibieron su consumo durante los sermones en 1681. Sin embargo, se crearon las llamadas “chocolatadas”, que se celebraban al finalizar la misa y que eran eventos sociales que giraban entorno al chocolate.

Pero poco a poco el gusto por el chocolate se fue expandiendo en la escala social, hasta que llegó a ofrecerse la bebida en confiterías y establecimientos públicos españoles a partir del siglo XVIII. Se crearon las chocolaterías que facilitaron el consumo de la bebida con acompañamientos según la región, como los churros en Madrid, los buñuelos en Valencia, los bizcochos de soletilla en Barcelona y los picatostes en la región Cantábrica.

El chocolate llegó a convertirse en un símbolo nacional español e incluso se llegó a decir que “el chocolate es para el español lo que es el té para el inglés” y su consumo era tal que provocó que el café se incorporara a la Península Ibérica de forma tardía con respecto a otros países europeos.

El chocolate siempre tendrá un lugar especial en la historia culinaria de España y en honor a ella hemos creado en Divina Cocoa una bebida concentrada, espesa y aterciopelada: un chocolate estilo español, al que llamamos Suprema a la taza. ¡Descúbrela!

¡Te esperamos en Divina Cocoa para disfrutar chocolate y café! Estamos para servirte en nuestro restaurante ubicado en Av. León 106 local 3 en Jardines del Moral, León, Guanajuato, México. Puedes reservar al 4773127971 y visitarnos de lunes a sábado de 8:00 a 1:00 y de 5:00 a 10:00.


Foto1: Suprema a la taza [fotografía]. Propiedad de Divina Cocoa.

Foto 2: Madrazo, Raimundo. Mujer tomando una taza de chocolate [fotografía del lienzo], Dominio público. Recuperado de https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Raimundo_Madrazo_-_Hot_Chocolate.jpg


#españa #chocolateeuropeo #chocolateria #chocolate #historiadelchocolate #identidad

UBICACIÓN Y HORARIOS

Av. León 106, local 3 / Plaza San Juan (entre Paseo de los Insurgentes y Agua Azul), Col. Jardines del Moral / León, Gto. Méx. 

Tel. 477.312.7971

Lunes a sábado de 8:00 a 1:00

y de 5:00 a 10:00

BOLSA DE TRABAJO

¿Te gustaría unirte a nuestro equipo?

Escríbenos a divina.cocoa@gmail.com

  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey TripAdvisor Icon
  • Yelp Gris Icono