Bombonería


Los bombones son pequeños bocados dulces de chocolate, que pueden ser sólidos o rellenos de pralinés (pasta de almendra o avellana), ganache o frutos secos. La palabra bombón viene del francés bon-bon, repetición del adjetivo bon que significa «bueno».

Pero, ¿cómo es que surgieron estas pequeñas delicias? ¿quién les puso ese nombre? ¿por qué en francés?

El chocolate fue importado a Europa como una bebida, incluso la llamaban «bebida que procede de las Indias» y gozó de gran popularidad en la corte española del siglo XVII. El camino que recorrió a Francia fue facilitado por las uniones de la nobleza española con la francesa: primero Ana de Austria, hija de Felipe III, con Luis XIII; y más tarde María Teresa de Austria, hija de Felipe IV y esposa de Luis XIV, el Rey Sol.

Hasta entonces, en España e Italia, como en la Nueva España, la preparación del chocolate era responsabilidad del molendero, que seguía utilizando la técnica prehispánica del metate que consistía en moler de rodillas las semillas del cacao sobre una piedra curva hasta extraer la pasta de cacao que luego servía de base para preparar las bebidas. Sin embargo, el Rey Sol, hechizado por este delicioso alimento, inauguró la Chocolaterie Royale, dando un nuevo carácter de confitería al chocolate y creando una nueva figura: el patissier. Fue precisamente uno de estos pasteleros quien le presentó al rey unas frutillas bañadas en chocolate y se dice que él, en señal de aprobación, dijo «Bon bon», dando origen a este peculiar nombre que refiere a cualquier chocolate relleno.

Esta nueva forma de consumir el chocolate como golosina, fue potenciada con la Revolución Industrial a finales del siglo XIX: el uso de la prensa hidráulica permitía la extracción de la manteca de cacao, dando paso a muchos descubrimientos técnicos para mejorar la manipulación y elaboración del chocolate. Estos inventos europeos dieron como resultado la preparación de barras de chocolate y bombones sólidos, que eran imposibles de obtener antes con el uso tradicional del metate.

La elaboración de los bombones de chocolate aún hoy en día es un proceso complejo. El chocolate debe fundirse con calor y luego enfriarse con ayuda de una espátula sobre una mesa de mármol hasta estabilizar la temperatura a 28ºC, en un proceso conocido como «temperado» que requiere maestría y precisión. No es en vano que la chocolatería sea el eslabón más alto en la formación de un pastelero.

* Una duda muy común acerca de la bombonería es la confusión con otro tipo de golosina muy diferente: los malvaviscos. Estos dulces esponjosos nada tienen que ver con los bombones de chocolate y es erróneo llamarlos así. Se trata de una confusión que ha crecido en nuestro país y que se debe al triste desconocimiento de la historia del chocolate, que es tan propio como extraño en nuestra cultura.

¡Te esperamos en Divina Cocoa para disfrutar chocolate y café! Estamos para servirte en nuestro restaurante ubicado en Av. León 106 local 3 en Jardines del Moral, León, Guanajuato, México. Puedes reservar al 4773127971 y visitarnos de lunes a sábado de 8:00 a 1:00 y de 5:00 a 10:00.


FOTO 1: Bombones [Foto]. Propiedad de Divina Cocoa.

FOTO 2: Crédito: https://chocolategarden.ie/product/a-taste-of-chocolate-making-couples-golden-ticket-voucher/

#cacao #chocolate #bombon #cultura #historiadelchocolate #chocolateria

UBICACIÓN Y HORARIOS

Av. León 106, local 3 / Plaza San Juan (entre Paseo de los Insurgentes y Agua Azul), Col. Jardines del Moral / León, Gto. Méx. 

Tel. 477.312.7971

Lunes a sábado de 8:00 a 1:00

y de 5:00 a 10:00

BOLSA DE TRABAJO

¿Te gustaría unirte a nuestro equipo?

Escríbenos a divina.cocoa@gmail.com

  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey TripAdvisor Icon
  • Yelp Gris Icono